La ciudad de Úbeda, situada en el centro de la provincia de Jaén, es la capital de la comarca de la Loma. Su privilegiada ubicación en el Valle del Guadalquivir hace que las vistas a Sierra Mágina y Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas, sean únicas.

Junto a la vecina ciudad de Baeza, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco el 3 de julio de 2003. Por su monumentalidad, estamos ante el mejor exponente del renacimiento en Andalucía.

¿Por qué visitar Úbeda?

Úbeda fue tierra de frontera entre la cultura cristiana y musulmana. Cuando uno se adentra y pasea por sus calles y plazas, por sus barrios árabes, queda cautivado por una ciudad repleta de monumentos civiles y religiosos, palacios, iglesias y conventos que atesoran un pasado esplendoroso y una riqueza artística y monumental única. Su esplendor llegó con el reinado de Carlos V debido a su secretario Francisco de los Cobos, natural de Úbeda.

Entre sus monumentos más destacados se encuentra, la Sacra Capilla de El Salvador, Hospital de Santiago, Basílica de Santa María de los Reales Alcázares, el Palacio Vázquez de Molina e infinidad de Iglesias de la época que han dejado un vestigio arquitectónico y cultural inmenso.

el salvador

Rodeada de extensos olivares, la producción del llamado “oro líquido” es la fuente principal de riqueza de la ciudad, como de toda la provincia. La calidad de su aceite y los beneficios para la salud de este preciado producto, hace que sea exportado a todo el mundo elaborándose un aceite extra virgen de alta calidad reconocido y premiado tanto a nivel nacional como internacional.

Además, cuenta con un rico patrimonio artístico y cultural. Tradiciones artesanas como alfarería, esparto y forja se mantienen vivas en la ciudad con el paso de los siglos gracias en gran medida a dedicación de sagas familiares que mantienen dichos oficios artesanales.

Úbeda destaca también por su gastronomía siendo muy conocido y popular entre habitantes y visitantes el famoso tapeo en sus concurridos bares expandidos por toda la ciudad.

Entre sus tradiciones culturales destaca su Semana Santa, declarada de Interés Turístico Nacional.

El dicho popular “No te vayas por los Cerros de Úbeda”, el cantante Joaquín Sabina o el escritor Antonio Muñoz Molina, han hecho que Úbeda haya estado en boca de todos aun sin ser visitada.